About me

Mi nombre es Nicole Kneepkens y fui criada en un pequeño pueblo en el sur de los Países Bajos. Pero el destino me trajo a España y aquí sigo, en una de las zonas más privilegiadas de Alicante.

29597744_10216467368615703_1670893183135999276_n

A lo largo de mi vida siempre me he hecho las mismas preguntas: ¿Qué es la felicidad?, ¿Qué es lo que me hace realmente feliz?, ¿Dónde puedo encontrarla?. En un momento de mi vida fui consciente de que no estaba viviendo mi vida. Tenía una vida, sí, pero era la vida que complacía a mi familia, a mis amigos pero no a mí. Tenía una gran sensación de vacío que intentaba llenar con cosas.

Pensaba que, si me esforzaba lo suficiente y conseguía un trabajo mejor, una casa más grande, viajar más, hacer más deporte, más, más y más…conseguiría, al fin, sentirme plena y feliz.

Durante mucho tiempo no escuché esa vocecilla en mi interior que me decía que no iba por el camino correcto. Apagué mis sentimientos y seguí así hasta que llegó un momento en el que no pude más y me rendí. Hoy me siento muy agradecida porque fue a partir de ahí, que empecé a escucharme. Me hice consciente de lo que realmente quería en mi vida y nació dentro de mí, la fuerza para darle la vuelta a mi vida.

Parece fácil, ¿Verdad?, pero no lo fue en absoluto.

Lo más duro fue soltar. Dejar ir todo aquello que no era mío, sino de otros, pero que después de tantos años se convirtió en parte de mí. No puedes escucharte, no puede venir nada nuevo a tu vida si antes no has vaciado tu corazón de todas las emociones, sentimientos y creencias que ya no te ayudan, ni te sirven en tu propósito.

Yo ese día decidí escucharme, vaciarme y dar un salto en el vacío, confiando en la vida. Fue mi paso de un estado mental inconsciente a otro consciente. En este proceso de autodescubrimiento, una de las cosas que más me ayudó fue el yoga. Aprendí a ser consciente de mi cuerpo y mi mente. Y, lo más importante, a estar en el presente, el único momento que existe.

Fue tan profunda la transformación que el yoga produjo en mí, que decidí seguir aprendiendo y profundizando en todos sus conceptos para poder ayudar a otros a experimentar lo mismo que yo.

Ayudar a los demás, esa fue la razón por la que durante un tiempo viví en India. Allí aprendí la esencia del Hatha Yoga.

29496271_10216323522459639_2093903582218089675_n

Y como siempre pasa en la vida, un paso te lleva a otro y a otr0. Así es como me topé con el mundo del masaje y me especialicé en masajes cuerpo-mente.

Cuando nuestro cuerpo físico expresa un dolor, siempre hay una causa emocional que no hemos resuelto.

Por eso el dolor, lejos de verlo como algo malo, deberíamos verlo como un aviso de amor de nuestro cuerpo para que fijemos la atención en nuestro interior y resolvamos los conflictos internos que nos esclavizan y nos hacen sufrir.

Por eso, en mis masajes, involucro ambas partes: mente-cuerpo, para solucionar a través de los dolores físicos, los dolores emocionales y, con ello, conseguir un equilibrio integral.

Para más información sobre los diferentes tipos de masajes que doy puedes encontrarlo pulsando el menú masaje.

Deseo de corazón, que mi conocimiento y experiencia sobre el yoga y el masaje pueda ayudar a otras personas a tener más equilibrio en sus vidas, más relax y, sobre todo, ayudarles a que sean más felices.

Tengo un reto: Dibujar una sonrisa en las caras de las personas.

Con mucho cariño y una gran sonrisa,

Nicole.

This post is also available in: Inglés